¿Qué es la franquicia y cómo funciona?

cómo funciona el sistema de franquicias

Tag: Mejores
4 minutos

La franquicia no es más que un acuerdo entre dos partes.

Como acuerdo comercial, los sujetos se consideran económica y jurídicamente independientes, por lo tanto, no es una relación de subordinación sino un contrato de afiliación comercial que prevé cargas y beneficios para ambas partes.

El primer sujeto es una empresa (franquiciante) que posee una marca bajo la cual vende productos o presta servicios con éxito. El segundo sujeto (franquiciado o afiliado) puede ser cualquier persona interesada en establecer su propio negocio, que desee vender los mismos bienes o servicios utilizando la marca registrada del primer sujeto.

Por lo tanto, la empresa propietaria de la marca otorgará a esta persona la oportunidad de utilizar la marca, pondrá a su disposición toda su experiencia y todas sus técnicas para permitir que esta persona venda estos productos o servicios obteniendo el máximo beneficio posible.

Los conocimientos y habilidades transferidos del franquiciador al franquiciado se denominan know-how (saber hacer) garantizan al nuevo emprendedor operar con un riesgo empresarial mínimo, en un nuevo negocio con un éxito inmediato gracias a la capacitación, el asesoramiento y la asistencia proporcionados por la marca.

Por otro lado, el franquiciado debe reconocer al titular de la marca un token inicial (cuota de entrada) y un porcentaje de las ganancias periódicas (regalías). En ocasiones también se requiere una cuota periódica como aportación publicitaria frente a los beneficios que disfruta el nuevo emprendedor gracias a las campañas de marketing realizadas por la marca a nivel nacional y/o local.

franquicia-que-es.jpg

Con este sistema todos ganan porque: cuanto más vende y gana el afiliado, más gana la empresa que posee la marca.

Por un lado, el franquiciante puede ampliar su red, aumentar el conocimiento de la marca y ver mayores ganancias sin tener que administrar personalmente cada tienda y sin tener que asumir todos los costos. Por otro lado, el franquiciado, afiliándose a una marca conocida y con un sistema de gestión probado en el mercado y simplificado, podrá iniciar un negocio con éxito incluso sin tener experiencia previa en el sector o experiencia empresarial y con muy bajo riesgo de fracasos.

La reciprocidad de intereses hace que la franquicia sea una fórmula muy utilizada para la apertura de nuevas actividades, esto se debe a que el nuevo emprendedor puede contar con una empresa más grande que opere con éxito y experiencia en el sector y esta última podrá contar con una persona que crea en los productos vendidos y en la marca utilizada.

Otra gran ventaja del sistema de afiliación comercial  es, por último, la homogeneidad del producto o servicio ofrecido y las técnicas de gestión. Esto permite al nuevo emprendedor adquirir rápidamente las nociones necesarias y al franquiciador mantener los estándares de calidad deseados.

Explora el portal de FRANQUICIAS

Luca Cortesi
Montarunafranquicia.es

Cerca